La cara oculta de los lunares

¿Sabes cuando tienes que acudir a tu médico o dermatólogo?
La mayoría de los individuos tenemos lunares o pecas en nuestro cuerpo. Son los clásicos nevus, nos cuenta el vídeobloguero de efesalud y médico oncólogo, Jorge Adeva Alfonso. “Pero si contamos más de cincuenta en la piel podríamos estar ante un posible cáncer”. Aún así, tendremos que aplicar la famosa regla del “abcd” de los lunares para saber si cambian o no de apariencia con el paso del tiempo y concretar el diagnóstico de melanoma.

Jorge Adeva nos la recuerda: “Con la letra A, comprobaremos su simetría. Los bordes de un lunar sano deben coincidir si trazamos una línea por su mitad y lo plegamos de forma imaginaria hacia ambos lados. El melanoma es irregular. Con la letra B, nos fijaremos en su perímetro. Los lunares sanos deben estar bien delimitados y ser nítidos en su visualización. El melanoma es difuso. Con la letra C, observaremos su color. Los lunares sanos muestran un solo color. El melanoma muestra varias tonalidades. Con la letra D, mediremos su diámetro. El tamaño del lunar sano no debe superar el calibre de la típica goma de borrar incrustada en un lapicero. El melanoma crece y crece”.

Además, deberemos tener en cuenta otros factores de alarma, como el picor, la supuración o el sangrado. En caso de duda, acudiremos al médico de cabecera o al dermatólogo para que examine nuestros lunares sospechosos.

Fuente: EFEsalud

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s